La Ciudad Multicolor

julio 17, 2007 § 1 comentario

Ciudad-CaosLa realidad se le escapa entre las manos a nuestro tiempo. Las promesas de la Ilustración parecen haber acabado definitivamente en nada tras la segunda guerra mundial, los acontecimientos de los 60 y 70 y finalmente la caída del muro de Berlín. Parecemos movernos en una cascada de sentido sin sentido: eterna proliferación de lo mismo. Quizá haya sido Baudrillard uno de los que mejor ha sabido reflejar este aspecto de lo que se ha llamado posmodernidad. En Cultura y simulacro describía como la masa es lo que queda cuando se había abandonado todo lo social. Para Baudrillard la masa era la condición del sujeto posmoderno que se desvanecía en esta. La masa rechaza ahora la “dialéctica” del sentido, ella quiere espectáculo: los mass media se encargarán de dárselo. La masa se convertía así en un enorme e infinito agujero negro cuyo único objetivo era absorber todo sentido. La única salida visible que quedaba para Baudrillard era la implosión violenta. Fin de los metarrelatos, fin de las ideologías, fin de la historia por lo tanto. A finales del siglo XIX Nietzsche proclamaba la muerte de Dios; quizá lo único que haya cambiado es la mayor evidencia actual de esta afirmación. Esta “muerte de Dios” ha supuesto también la muerte de todos los dioses, no solo el cristiano, sino también el dios de la razón, el dios del conocimiento, etc. Ninguna verdad a la que aferrarse, todo es cuestionado, todo lo considerado ”cierto” o “tradicional” ha sido derribado. El nihilismo parece así regir nuestra época. Benedicto XVI reflejaba así de manera explicita el psiquismo de esta época: “La exclusión de la verdad es un tipo de intolerancia muy grave y reduce las cosas esenciales de la vida humana al subjetivismo. De este modo, en las cosas esenciales ya no tendremos una visión común”. Nihilismo en su aspecto pasivo: Perdida de todos los valores y hastio. Es la desaparición de cualquier proyecto humano y, en última instancia, de cualquier esperanza en que fundar este: es el espíritu de la pesadez. No hay alternativas, no hay salidas, no hay propuestas; este es el caso de Benedicto XVI que pretende volver a los esquemas morales de la Edad Media.

Nietzsche, por otro lado, utilizaba el termino de ciudad multicolor para describir esta época, una ciudad en donde la gente vestía todos los colores del arcoiris porque eran reflejos de todo lo que habían sido. Estériles eran la gente que poblaban esta ciudad, perdidos tras la muerte de Dios, incapaces de crear nada nuevo sin su fe. En este sentido su concepción era muy parecida a la masa posmoderna de Baudrillard. Pero para Nietzsche esta era también su ciudad más amada, pues era la ciudad del ultimo hombre -la condición posmoderna- pero también la del superhombre. La ciudad multicolor es la piedra filosofal que provocaría la transmutación de todos los valores. Ella es una aberración, funciona contranatura, de ahí viene su encanto. La inautenticidad es en esta ciudad -la nuestra- la forma de la existencia, no la marca de una alienación o su declive… no mas falsas consciencias al fín. La posmodernidad es así la verdad de lo facticio -en el caso de Negri- o lo hiperreal -en el caso de Baudrillard. Es contranatura pues para ella o bien es todo natural o nada lo es. Techne universalizada: sin el artesano solo existiría la nada. También physis universalizada: Todo es absolutamente real ya. Para Nietzsche el nihilismo era apriori del proceso de creación, pues es una ateología que implica la destrucción previa de los valores. El creador no trabaja con un material en blanco sino con uno lleno de tópicos preestablecidos. Es entonces cuando el nihilismo entra en juego: necesita limarlos, desmenuzarlos, destruirlos para poder iluminar un poco de caos. ¿Y que mejor campo de cultivo para la creación -en este caso del superhombre- que la ciudad multicolor?. La posmodernidad es esta sumersión en el caos, es un devenir esquizofrénico. De ahí nacerá el superhombre, del nihilismo activo que implica la destrucción de la tierra y la creación a partir del caos: big bang rememorado a cada instante.

Anuncios

§ Una respuesta a La Ciudad Multicolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La Ciudad Multicolor en La Ciudad TecniColor.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: