Fantasmas everywhere

mayo 20, 2008 § 1 comentario

¿Qué es un fantasma?, ¿qué la afectividad o la presencia de un espectro, es decir, de lo que parece permanecer tan inefectivo, virtual, inconsistente como un simulacro? ¿Hay ahí entre la cosa y su simulacro una oposición que se sostenga? Repetición y primera vez pero también repetición y última vez, pues la singularidad de toda primera vez hace de ella también una última vez. Cada vez es el acontecimiento mismo una primera y una última vez. Completamente distinta. Puesta en escena para un fin de la historia. Llamemos a esto una fantología. […] Después del fin de la historia, el espíritu viene como (re)aparecido, figura a la vez como un muerto que regresa y como un fantasma cuyo esperado retorno se repite una y otra vez.

:: Jacques Derrida

El Fin del Mundo | Fait accompli

mayo 20, 2008 § 9 comentarios

LA AAO SE DECLARA oficialmente aburrida del Fin del Mundo. Su versión canónica viene siendo utilizada desde 1945 para mantenernos encogidos de miedo a la Mutua de la Destrucción Asegurada y en gimoteante servidumbre a nuestros políticos superhéroe (los únicos capaces de manejar la mortífera kriptonita verde)…

Qué significa haber inventado una forma de destruir toda la vida en la tierra? Poca cosa. Hemos soñado esto como un escape de la contemplación de nuestras propias muertes individuales. Hemos creado un emblema para que sirva de reflejo especular a una inmortalidad descartada. Como dictadores dementes nos embriagamos con el pensamiento de llevárnoslo todo con nosotros al Abismo.

La versión extraoficial del Apocalipsis implica una lasciva añoranza del fin, y de un edén post holocausto donde los Survivalistas (o los 144,000 Elegidos del Apocalipsis) puedan permitirse orgías de Histeria Dualista, interminables confrontaciones finales con un mal seductor…

Hemos visto el fantasma de René Guenon, cadavérico y tocado con un fez (como Boris Karloff en el papel de Ardis Bey en La momia) conduciendo una funérea banda no wave de ruido industrial con estentóreos cantos zumbones de mosca para los muertos de la Cultura y el Cosmos: el fetichismo elitista de patéticos nihilistas, la autorepulsión gnóstica de los intelectualoides “post sexuales”.

¿Acaso no son estas terribles baladas simples reflejos de todas las mentiras y tópicos sobre el Progreso y el Futuro, retransmitidas desde cada altavoz, zapeadas como ondas cerebrales paranoicas desde cada libro de texto y TV del mundo del consenso? La tanatosis de los Milenaristas a la Ultima supura como podre desde la falsa salud de los Paraísos de Consumidores y Trabajadores.

Cualquiera que sea capaz de leer historia con los dos hemisferios del cerebro sabe que un mundo se acaba a cada instante -las olas del tiempo sólo dejan al retirarse secos recuerdos de un pasado cerrado y petrificado- memoria imperfecta, ya moribunda y otoñal. Y cada instante ve nacer también un mundo -a pesar de las confutaciones de filósofos y científicos cuyos cuerpos se han vuelto insensibles- un presente en el que todas las imposibilidades se han renovado, donde la culpa y la premonición se desvanecen en presencia de un hologramático gesto psicomántrico.

El pasado “normativo” o la futura muerte calórica del universo significan tan poco para nosotros como el PIB del año pasado o la disolución del Estado. Todos los ideales pasados, todos los futuros que aún no han pasado, simplemente obstruyen nuestra conciencia de presencia vívida total.

Ciertas sectas creen que el mundo (o “un” mundo) ya ha llegado a su fin. Para los Testigos de Jehová ocurrió en 1914 (sí amigos, ahora estamos viviendo en el Libro del Apocalipsis). Para ciertos ocultistas orientales, ocurrió durante la Gran Conjunción de los Planetas en 1962. Joaquín de Fiore proclamó la Tercera Era, la del Espíritu Santo, que reemplazaba a las del Padre y el Hijo. Hassan II de Alamut proclamó la Gran Resurrección, la inmanentización del escatón, el paraíso en la tierra. El tiempo profano se acabó en algún momento de la alta edad media. Desde entonces hemos estado viviendo en tiempo angélico; sólo que la mayoría de nosotros no lo sabe.

O adoptar una posición monista aún más radical: el tiempo nunca empezó en absoluto. Caos nunca murió. El Imperio jamás se fundó. Ni ahora ni nunca hemos sido esclavos del pasado o rehenes del futuro.

Sugerimos que el Fin del Mundo sea declarado un fait accompli; la fecha exacta no importa. Los Ranters en 1650 sabían que el Milenio sobreviene ya en cada alma que despierta a sí misma, a su propia centralidad y divinidad. “Alégrate, criatura compañera”, era su saludo.;Todo es nuestro!”

No quiero parte en ningún otro Fin del Mundo. Un muchacho me sonríe en la calle. Un cuervo negro se sienta en un árbol de magnolia rosa, graznando mientras el orgón se acumula y descarga en un microsegundo sobre la ciudad… empieza el verano. Puedo ser tu amante… pero escupo en tu Milenio.

Comunicado número 4 de la Asociación de la Anarquía Ontológica.
Post-Primavera 1986.

¿Paisajes Transformados?

mayo 19, 2008 § 1 comentario

Una noticia: “Unos cangrejos están hundiendo una isla a base de agujerearla”. Si traslamos de una escala cangrejil (¿se escribirá así?) a una humana podrías poner la siguiente noticia “Humanos hunden la isla de Japón a base de agujerearla”. De esta noticia podriamos deducir según los argumentos de la ecología romántica que los cangrejos son realmente antinatura, no hacen más que alterarla, agujerearla, destruir sus ecosistemas. Aún poniendo en peligro su propia supervivencia. ¿Acaso los cangrejos jamás oyeron de la defensa ecológica? ¿Jamás oyeron de esa gaia primigenia perfectamente equilibrada e idílica? ¿Del jardín del Edén acaso?

Un pequeño giro: Todo esto me recuerda mucho a los argumentos esgrimidos por muchos ecologistas profundos que consideran que volver al estilo de vida del paleolítico o principios del neolítico (principalmente anterior a la aparición de la agricultura) es la única salida para que el ser humano pueda vivir en paz con en medio. Esta forma de ver el mundo es en realidad muy parecida a aquella de ciertos nacionalistas. Situar un punto exacto en el tiempo que es considerado el ideal y se cree compone la esencia del ser humano (en el caso nacionalista ligado a un territorio). Para los nacionalistas este punto se puede situar hace unos siglos, en el caso de la ecología romántica hace unos milenios. No hay diferencia.

Afortunadamente los cangrejos no piensan así, el resto de seres vivos tampoco. Antes de la aparición del hombre ya se produjeron desapariciones de animales, extinciones masivas, desbarajustes ambientales y un largo etcetera de catastrofes ecológicas. La vida, la naturaleza, no es más que cambio, ¡devenir! como decía aquel filósofo. El cangrejo no sabe lo que es la tecnología, tampoco sabe lo que es “la naturaleza” o “lo natural”. No desea la congelación de un tiempo inventado. Es apertura a posibles.

Cuestiones ético-políticas: ¿Pero entonces como pensar la ecología? Si todo está permitido: ¡destruyamos todas las islas, quememos el amazonas, agotemos todas las minas! con ello nos construiremos unos bonitos ipods, también podremos ver todo el proceso vía satélite: disfrutandolo como un goce estético.

Pero pongamos ahora una otra salida a ese “Si todo estuviera permitido”: Si todo está permitido, pensemos como mejorar nuestra vida, pensemos como “vivir bien”. La Eu-topía (buen lugar) como objetivo. Es decir -y en el caso ecológico- empecemos a considerar como los cambios ambientales influyen en nuestras relaciones, también en nuestra psique. Pensemos al estilo de Félix Guattari en Las tres ecologías: Los hombres son hierba.

Un documental: Manufactured Landscapes de Jennifer Baichwal. En él se muestra en pararelo el modo de producción (también el modo de vida) Chino actual junto a la explotacción y alteración de sus territorios. China, como recordaba Slavoj Zizek en Tibet no es Shangri-la , vive hoy un tremendo proceso de acumulación capitalista similar al vivido por el “Occidente” de los siglos XVI-XIX. Claro está con sus peculiaridades entre las que pueden destacar el desarrollo tecnológico actual, el sistema de gobierno y el número de la población chinos. La visión del documental es clara aunque carente de cierto juicio moral. Por un lado, minas enormes a cielo abierto, paisajes de desechos hasta donde se extiende el horizonte, megalopolis, nubes químicas, enormes proyectos arquitectónicos, etc. Por otro lado, desarraigo extremo, prohibido sonreir y prohibido hablar en las fábricas, relaciones sociales destrozadas, un fuerte proceso de indidualismo y competencia enfrentado a ese especial sentido de comuniodad chino (mediado ahora totalmente por el Estado). Por lo tanto, dos caras totalmente dependientes una de la otra.

Conclusión, ahora sí: “Paisajes transformados” es un pleonasmo. Como nos relacionamos con el medio es también como nos relacionamos con nosotros mismos. Más nos vale pensar una nueva ecología y una nueva relación con el medio y con nosotros mismos o acabaremos como los cangrejos de la susodicha isla.

Apendice:
Documental Paisajes Transformados subtitulado al castellano

Sans Soleil : Chris Marker

mayo 13, 2008 § 4 comentarios

Ensayo fílmico de Chris Marker. Francia: 1983. Crítica en TrendeSombras.

Voluntad de poder y Gobernavilidad

mayo 12, 2008 § 2 comentarios

Estás palabras que lees están arañando tu cerebro. Una letra detrás de otra, el sentido que conforman todas juntas, está siendo escarificada en tu seso. La silla en la que estás sentado ha dispuesto tu estructura osea de una determinada manera. El ratón está conformando la forma de tu mano, de tus dedos. El dedo indice coge más habilidad con cada click, en detrimento del resto de dedos. Tu mundo se prolonga a través de la pantalla que tienes en frente, esta te golpea constantemente. Si tomamos la última definición de poder de Foucault, aquella que decía de este que era “acción sobre acciones posibles, capacidad de dirigir las conductas posibles de los demás”, podemos decir que estamos continuamente sometidos a relaciones de poder.

Nietzsche ya lo advirtió: “Eres voluntad de poder y nada más”. No solo por intentar expandir tu campo de poder cada vez más, por intentar “afirmar la vida”. Sino que mucho más allá, dándole la vuelta a la expresión, todo lo que eres, es resultado de una relación de poder. Podriamos ir a las mismas bases biológicas de la vida, a aquello que llamamos ADN y ver que este también es producto de una relación de poder. Poder entre el medio y nosotros, entre otros seres vivos y nosotros. Lo que se ha llamado, posiblemente de forma equívoca “evolución” no es sino esto. Pongamonos entonces extremistas junto a Nietzsche y Foucault: el poder lo es todo.

Gran parte de la izquierda radical ha considerado tradicionalmente el poder como algo nocivo, algo a suprimir, veían en el poder solo su caracter represivo condensado en unas ciertas figuras de las que emanaba. Entendiendolo así a la manera que lo hacía Hobbes: “tener la capacidad o la potencia para hacer algo, ejercer el poder para realizarlo”. La crítica de Nietzsche a los anarquistas de su época iba en parte en ese sentido. Pero entonces, ¿como plantear la problemática del poder en este nuevo contexto?.

El último Foucault nos da un posible punto de partida: no toda relación de poder es similar. Él, distingue entre tres tipos:

a) Relaciones estratégicas. “Constituye un haz de relaciones de poder que se ejercen entre individuos en el seno de una familia, de una relación pedagógica, comunicaional, amorosa, etcetera. Son juegos de poder infitesimales, móviles, reversibles e inestables que permiten a los diferentes partenaires poner en práctica estrategias para modificar situaciones” (Maurizio Lazzarato, Por una política menor: 218). No tienen por lo tanto nada de negativo. Son por ejemplo estas letras y tú leyendolas.

b) Estados de dominación. “caracterizados por el hecho de que la relación estratégica está estabilizada en instituciones que limitan, fijan y bloquean la movilidad, la reversibilidad y la inestabilidad de la acción sobre la otra acción” (Maurizio Lazzarato, Por una política menor: 218). Por ejemplo, los partidos o sindicatos.

c) Tecnologías de gobernavilidad. Si vemos las dos formas de poder anteriores como dos estratos, dos capas superpuestas, estás tecnologías se encuentran justo entre ambas. Son “el conjunto de las prácticas por las cuales se puede constituir, definir, organizar, instrumentalizar las estrategias que los individuos en su libertad, pueden tener en relación con los demás” (Michel Foucault, Dits et écrits vol II:728). A través de ellas las relaciones estratégicas pueden ser abiertas o cerradas (en formas de dominación).

Entonces la diferencia radica en aumentar las condiciones de movilidad, de libertad, de reversibilidad en las relaciones de poder. Disminuir al máximo los estados de dominación. Construcción también de técnicas de gobernavilidad colectivas, radicalmente democráticas, horizontales. Solo ello nos permitirá la creatividad y la libertad necesaria para adaptarnos al devenir. Solo ello nos permitiría afirmar la vida una y otra vez. Es en cierta manera un nuevo paradigma evolutivo. El horizonte de una nueva teoría y praxis anti-autoritaria. Cuyo campo de actuación político son las técnicas de gobierno. Y cuya ética es la de la experimentación y la contaminación mutua.

Postdata:
Por una política menor. Acontecimiento y política en las sociedades de control. Maurizio Lazzarato. Editorial Traficantes de Sueños.

Dedicado a un gran amigo ;). De una conversación con él nació este post… (aunque llegue un poco tarde)

Humberto Maturana en “La belleza del pensar”

mayo 10, 2008 § 2 comentarios

Llevo tiempo intentando subir este video completo a video.google pero no lo consigo (se sube unicamente la mitad del video), así que aquí dejo esa primera parte…

Con todos ustedes el biologo lokuelo chileno hablando de Nietzsche y Heiddeger, Saber y conocer, y algunas cosas más…

Libros y textos de Maturana en Caosmosis.

O Miolo Sangueante

mayo 6, 2008 § 4 comentarios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para mayo, 2008 en La Ciudad TecniColor.