Virtual WWWorlds. Servidumbres y liberaciones en la era digital.

mayo 2, 2008 § 6 comentarios

Intro
Comentaba Marshall McLuhan algo así como que un pez sobre lo último que tenía conocimiento era sobre el propio agua pues era el medio en que se movía. Hoy quiero analizar ese medio que es la Internet. Medio sin el que no es compresible nuestro mundo. La mayor parte de la economía reside en él, al igual que la producción cultural y muchas de las relaciones sociales. El acercamiento que propongo es fragmentario y contradictorio como lo es el espíritu la propia internet. Se trata de lanzar sondas que toquen o introduzcan algunas de las problemáticas que plantea. Mostrar, en cierta manera, temblorosas luces y sombras que marcan posibles devenires de nuestra sociedad contemporanea. Porque como decía Deleuze “es sencillo buscar correspondencias entre tipos de sociedad y tipos de máquinas, no porque las máquinas sean determinantes, sino porque expresan las formaciones sociales que las han originado y que las utilizan”.

Toywars : Red distribuida : 13M
Para empezar a lanzar estas sondas me gustaría comenzar contando una historia de guerra. Una guerra que se desarrolló en el año 1999, no hace mucho. Una guerra que se desarrolla plenamente en el plano virtual, en el plano de la internet. Una guerra, finalmente, entre juguetes. Todo comenzó cuando una compañía de juguetes llamada Etoys denunció a un grupo de activistas y artistas llamados Etoy (sin s final) por el uso del dominio etoy.com por parte de estos últimos. Etoys era una compañía nacida del boom de la new economy, de hecho, era un fiel reflejo de esta. Todas sus actividades se límitaban al plano de internet. En su página web (similar a la de Amazon y de dominio etoys.com) se pedían juguetes que llegaban practicamente a cualquier parte del mundo. Pero ocurrió que un grupo de artistas “algo locos” se hicieron con un dominio similar, etoy.com, llenandolo de contenido que podriamos calificar de “subversivo”. Pronto los emails sobre tal contenido llegarían a la compañía virtual. Etoys entonces decide denunciar a Etoy por (cito textualmente) “competencia desleal, terrorismo y ruptura del copyright”. La contraofensiva no se hizo de esperar, pronto el grupo de activistas digitales bajo el nombre de Etoy proclamó las Toywars. Se lanzó entonces un llamamiento a nivel mundial a la guerra contra la compañía Etoys que por motivos comerciales pretendía cerrar el dominio etoy.com. Pronto miles de activistas, hackers, nerds, freaks y otra gente se apuntaron al proyecto. Estaba en juego la legitimidad legal de una compañía a la hora de acabar con otras formas de expresión a través de la red. Las acciones pasaron de bombardeos de emails hasta saturaciones del servidor de la empresa (con programas que explotaban bugs, especialmente diseñado para ello). La guerra duró seis meses trás los cuales la empresa Etoys tuvo que declararse en bancarrota, su cotización en bolsa había bajado de los noventa dolares al dolar. El sitio era practicamente inacesible a causa de los ataques multitudinarios. Con el servidor de emails ocurría lo mismo. La acción fue declarada como “la performance más cara de la historia”.
Las Toywars se convirtieron así en un emblema de la red internet. Había permitido a miles de activistas de todo el mundo producir en común. El nucleo inicial de Etoy acabó siendo lo de menos, finalmente fue está multitud la que acabó diseñando y desarrollando los ataque de forma distribuida y radicalmente descentralizada. Una nueva forma de crear, comunicar y organizarse que venía de la mano junto a la internet. Y esto es lo realmente interesante y paradigmático. La red Internet permite no solo a nodos maquínicos conectarse de forma descentralizada sino que también lo hace con las personas. Y hay algo básico en la organización en red, como decían Negri y Hardt en su libro “Multitud”, esta se basa “en la pluralidad constante de sus elementos y sus redes de comunicación, de tal manera que no es posible la reducción a una estructura de mando centralizada y unificada”. En definitva, “esta estructura en red distribuida proporciona el modelo de una organización absolutamente democrática”. “Y estos movimientos no solo utilizan tecnologías, como por ejemplo internet, como herramientas de organización, sino que empiezan también a adoptarlas como modelos de sus propias estructuras organizativas”. Quizá uno de los ejemplos de este tipo de comportamiento en red lo podemos observar a nivel estatal en la jornada del 13M cuando cientos de miles de personas a través del “pásalo” organizaron un asalto común a la legitimidad del gobierno. El Partido Popular no debería culpar al grupo Prisa del golpe, sino que debería culpar al enjambre que ese día de forma repentina y ayudado por la inmediatez de los medios de comunicación actuales, sobre todo internet y moviles, tomó las riendas de los acontecimientos. Estás nuevas tecnologías y los posibles que permitían ya formaban parte de la sociedad. Ahora bien, ¿estamos realmente ante una red descentralizada?

Google : Red centralizada : Control
Aquí nace una de las primeras contradicciones que se dan en la red. Contradicción porque es campo de luchas que hoy se están desarrollando. El caso de Google quizá sea interesante a la hora de plantearla. Google nace de la ingente necesidad de indexado de información digital. Su propio nombre hace referencia a ello. El termino “Googol” (foneticamente “google”) representas un 1 seguido de 100 ceros en relación a esa cantidad de información que tiende al infinito. Poco despues de nacer, la empresa Google (creada como tantas otras empresas puntocom a partir de un garaje y de dos freaks) conseguiría hacerse un hueco en el mercado gracias a un innovador algoritmo de indexada basado en la interacción con los usuarios (“numero de clicks en una determinada web”). Google no tardaría en convertirse en el motor de búsqueda más utilizado de la red. Hoy es posible consultar a través de este oraculo cualqueir tipo de información que deseemos, es nuestra puerta de acceso a la World Wide Web. De hecho, lo que es importante es que Google define los cotenidos de la WWW y el acceso a través de ella. También lo controla. Desarrolla así un modo de red centralizado. Google está por encima de toda la red. Lo cual implica muchos riesgos.
Creo que una de las primeras caracteristicas que definía a las sociedades de control como prolongación de las sociedades disciplinarias según Deleuze. Posiblemente la más sencilla. Era una molecularización de los sistemas de control. En las sociedades disciplinarias los diferentes régimen carcelarios (escuela, familia, ejercito, fábrica, etc) eran variables independientes entre sí. Siempre se iniciaba de cero y la disciplina seguía una dinámica secuencial. Primero una cosa, despues otra. Primero escuela, luego ejercito, luego fábrica, etc. En cambio, ocurre que en las sociedades de control estos dispositivos se constituyen en modulación, “como una suerte de moldeado autodeformante que cambia constantemente y a cada instante, como un tamiz cuya malla varía en cada punto”. La internet, junto a otros dispositivos contemporaneos de control (gps, tarjetas r-fid, dnis electronicos, camaras), conforman -o pretenden conformar- esta malla. La internet, de hecho, aspira a ser el universo de experiencia integral del ser humano. Google sería uno de los mecanismos destinados a su control, a esa modulación de las señales que ya no se establecen de modo secuencial sino que lo hacen en el extasis acelerado de la red de redes. Mantener por lo tanto el tiempo necesario la tensión entre una red centralizada y una descentralizada. Y en el caso de Google esto significa pactos con gobiernos, traslados de información sobre usuarios y prohibicion sobre ciertos contenidos de la red. Hay que entender también que la empresa Google no se dedica unicamente a los motores de busqueda por internet sino que conforma todo un conglomerado de diferentes actividades que van incluso más alla de la internet (correo, blogs, servidores ftp). Así tiene también amplias divisiones dedicadas a las investigaciones genéticas. Google desea ser el gestor de toda actividad semiótica humana. Volvernos transparentes. Creo que es interesante ver el caso de Google en relación al gobierno Chino (los tratos respectos a datos no se limitan unicamente con el gobierno estadounidense). Recientemente China reformó la ley para que todo aquel que accediera a páginas no permitidas fuera declarado “terrorista” y juzgado como tal. Engarzando así las tecnologías de control a nivel global (bajo la etiqueta de “lucha contra el terrorismo”) con las plenamente virtuales. Ya que Google le proporcionaría datos sobre estos “terroristas informáticos”. Así la figura del terrorista se expande más allá del plano geopolítico para situarse en el plano de la información sirviendo como punto pivotal entre contenidos accesibles y contenidos que no lo son. Una estrategía de password respecto al acceso al flujo de información que se extiende a muchas otras areas digitales. Empezando por el acceso básico a los equipos informáticas que ya está provocando un tremendo desnivel entre diferentes agentes sociales.
Quizá esté resaltando el papel de Google por ser una de las compañias más fuertes economicamente. Sin duda este tipo de propositos persisten más allá de Google. Son casos como el control sobre los nombres de dominio o el dominio de Microsoft sobre gran parte del software que conecta a la internet. Tampoco intento definir la internet con un modelo unico, ya sea el de red centralizada o red descentralizada. Por ejemplo, ocurre que los usuarios de internet chinos a través de herramientas de ocultación de IP (direcciones propias de nuestra máquina) consiguen escapar de las restricciones chinas. Herramientas de hecho creadas de forma colectiva y necesarias de un uso global (más allá de los límites territoriales chinos).

Web 2.0 : Generall Intelect : Identidad colectiva
Sin duda uno de los mecanismos que atentan más directamente contra la supremacia de Google sea la web 2.0. La web 2.0 supone básicamente una democratización mayor de la red. En esta nueva Web la red digital deja de ser una simple vidriera de contenidos multimedia para convertirse en una plataforma abierta, construida sobre una arquitectura basada en la participación de los usuarios. Los mayores ejemplos de estos dispositivos 2.0 son nodos como flickr, los blogs o youtube. El principal cambio es una desligación entre forma y contenido permitiendo así reproducir contenidos de otros usuarios dentro de los marcos diseñados por nosotros mismo o creados de forma colectiva. De esta manera se puede producir un indexado de la información realmente descentralizado sin la supervisión de un nodo central como pudiera ser Google. La web 2.0 aumenta por tanto la capacidad de comunicación y de creacción en común respecto a la web tradicional cuyo contenido y forma eran inseparables. Sistemas centralizados como Google quedan en cierta manera obsoletos frente a ella. A diferentes niveles sistemas de noticias como meneame o la wikipedia, máquinas construidas constantemente desde abajo y reguladas por los propios usuarios superan la capacidad de control de este. Pero la web 2.0 aún va más allá.
La web 2.0 continua una trayectoria que cuestiona continuamente la autoría sobre las propias producciones semióticas. Al favorecer el uso de otras cadenas semióticas creadas por otros usuarios unidas a las creacciones propias evidencia el carácter colectivo de la creacción cultural y por tanto su imposibilidad de privatización. ¿Quien puede ser dueño de una idea que está conformada por muchas ideas y entidades anteriores?. Más aún en un mundo donde la producción se haya tan fragmentada como el de internet. En esta linea no es de extrañar que el uso del copyleft como forma de protesta ante la propiedad intelectual, también de subversión de esta y reapropiación del común, forme gran parte del discurso de la nueva oleada de servicios web 2.0. Flickr para las imagenes, servicios tipo youtube para los videos, servicios como jamendo para la música. Todos ellos promocionan la creacción libre de contenido semiótico. En cierta parte se inspiran de movimientos pioneros en este campo y que también se vieron fuertemente vinculados a las nuevas tecnologías. Especialmente al movimiento por el software libre que hoy, ya está generando nuevas formas de comunidad y creacción colectiva perdurables. Formas que están poniendo en entredicho a los modos tradicionales de producción capitalista, ejemplificados en este caso (referente al software informático) en Microsoft. La Web 2.0 quizá sitúe la problemática aún más allá pues la extiende (como comentabamos) al todo el campo de la experiencia. Si Internet lo es todo, si todo es producción común, si todo es símbolo ¿donde queda la propiedad?. La web 2.0 plantea así la promesa de un mundo donde la cultura, donde todo, sea producido de manera realmente democrática librada del lastre de la economía (como gestión de la escasez) y de la democracia representativa.
Aunque no es la única profecia que plantea y no todas son tan prometedoras. Antes hablamos fundamentalmente de la sociedad de control como ejercicio del poder represivo/negativo a través de la figura de Goggle y el control que puede ejercer sobre la internet. Creo que hay una característica básica que ya investigó conciencudamente Michel Foucault y es la capacidad del poder de crear. Su aspecto positivo. Y no nos dejemos engañar por el nombre, esto no quiere decir ni “bueno” ni “malo”, no hay ninguna opción moral implicada. Que el poder sea positivo significa básicamente que es capaz de producir el sujeto no solo de corregirlo. La sociedad de control digital acrecienta esta posibilidad para sus propios fines poniendo serios frenos a la idea de un agente social consciente. Al respecto me gustaría comentar tres problemáticas que plantea.

1. Competitividad : alianza trabajo cognitivo/capital rekombinante
Primero. Deleuze apreciaba un cambio considerable a nivel de relacion social y organizativa entre los obreros de una fábrica y los miembros de una empresa. En la fabrica se hacía de los individuos un cuerpo que se regían por una regla común: el máximo de producción y el mínimo de salarios para todos. Así se permitía el control por parte del patrón de la masa obrera pero a la vez favorecía la creacción de grupos de presión comunes como los sindicatos. En la empresa ocurre diferente, se introduce un elemento nuevo: la competitividad. No se trata de lograr la cuota marcada por la fábrica sino de ser capaz de producir más y mejor. Regulando este sistema a través de primas y concursos. No solo aumenta la creacción colectiva en internet sino que también lo hace la competitividad. La molecularización de esta, su expansión a nivel global provoca que las ofertas que promueven la comeptitividad surgen por doquier. Google nació sin duda de esta competitividad, de hecho representa el ejemplo clásico sobre prosperidad de una compañía puntocom. Dos chavales amantes de la tecnología y llenos de creatividad se meten en un garaje donde diseñan un megagadget informático. Es el mismo caso por ejemplo de Apple. Trás el éxito obtenido logran una gran cantidad de dinero y montan una empresa privada con el capital acumulado para extender sus actividades más allá. La internet favorece lo que autores como Franco berardi Bifo llamaban “la alianza entre trabajo cognitivo y capital rekombinante”. Es decir, “flujos de capital dispuestos a desplazarse, a decombinarse y recombinarse se han dirigido a empresas de tipo inmaterial, generados por los fondos de pensiones, por el net-trading, por el ciclo publicitario, por el venture trading. De este modo el trabajo cognitivo podía hacerse empresa e infiltrarse en los circuitos de formación de la tecnosfera”, de la inetrnet. Estos flujos de capital son capaces de capturar así el trabajo cognitivo, el común. Aún es más, de fomentarlo. Las relaciones de poder que impone esta competitividad son capaces de impedir así dinámicas enfocadas a la regeneración social.

2. Campo extendido del trabajo : Yes men : caida de la tasa de placer
Segundo. La Internet permite la expansión del campo de trabajo a todas las actividades de la vida. En la fábrica una vez agotada la jornada laboral uno podía volver tranquilo a casa, dode poder desarrollar actividades libres de las dinámicas de este. Con la parición de la sociedad de control estas fronteras entre tiempo de trabajo y tiempo libre desaparecen. Sin duda, aquí en la universidad es evidente. Pero también lo es en muchas otras actividades. Por ejemplo en el trabajo empresarial o el comercio. Su relación con los medios digitales de comunicación también es evidente. Un ejemplo gráfico: hay un documental muy interesante sobre las accciones de un grupo de activistas llamados The Yes-Men (en Internet se puede visualizar de forma gratuita). Las acciones de estos activistas pasaban por la suplantación de trabajadores de la Organización Mundial del Comercio con el fín de impartir seminarios y conferencias a hombres de negocios que desearan los servicios de la verdadera Organización Mundial del Comercio. Una de los comunicaciones, la que nos interesa, trata sobre lo siguiente: El traje del empleado del futuro. Este traje de color dorado (y horrible licra ajustada) trae consigo incorporado un enorme falo con un ordenador en la punta. La idea es la siguiente, proporcinar un traje comodo, flexible capaz de soportar la vida dinámica de los empleados que lo usen. Así salen imagenes de gente corriendo con un traje dorado y un enorme falo, gente tomando el sol de la misma guisa e incluso gente comiendo. Pero a la vez que la licra proporciona esta flexibilidad y el dorado queda realmente vistoso (cuanto menos). El ordenador incorporado en la punta del falo permitía la conectividad total al empleado. desde allí podia trabajar en cualquier momento. Desde allí podía también controlar la gestión de su negocio. Una especie “esclavo celular” en referencia a la misma repercusión que han tenido los telefonos moviles. Siempre disponible, siempre oscilando entre el tiempo de trabajo y libre, viviendo en esa tensión que desvanece finalmente ese tiempo libre. Así se explica en gran parte que el tiempo de trabajo medio haya aumentado de manera impresionante en los ultimos veinte años (Datos del United State Bureau of Labor Statistics). Las repercusiones a escala corporal y de relación social trás está conquista del tiempo libre por el tiempo de trabajo son brutales. Bifo, en un acercamiento que considero acertado valora la situacion de varias maneras, describo basicamente dos. Por un lado la lógica de que “cuanto más invirtamos nuestras energías nerviosas en la adquisición de dinero, tanto menos podemos invertir en el goce. [Porque…] La riqueza, entonces, ya no es el goce temporal de las cosas, de los cuerpos, de los signos, sino producción acelerada de falta de ansiedad”. Por otro lado el considerar al trabajo como la parte más esencial de la vida, por singular y personalizada. Lo cual convierte al trabajador en una figura mucho más fragil, también incapaz de generar relaciones eroticas. Como Bifo dice, el capital “ha puesto el alma a trabajar”.

3. Binarismo : Automatismo : password
Tercero. “Ocurre que el superorganismo bioinformático -la internet y todos los seres vivos conectados a ella- tiende a introyectar tecnicamente y a subsumir el sistema nervioso colectivo transformandolo en su apendice o, más bien, en un servomecanismo dirigido por los automatismos técnicos de la red global”. El internauta se convierte automaticamente en un flujo de información binaria que recorre el espacio acelerado dela red. Disolución doble de este: su conversión a un numero (metaindice capaz de ser rastreado y que conforma su password/login en la red guardando estrecha relación con una forma de control represiva) y fragmentado puesto que este cuerpo sobre el que trabajaba la sociedad disciplinaria als er absorvido dentro de la esfera digital es necesario que depure sus residuales mecanicas de manipulación materiales, para volverse pura y simple recombinación de información. Esta digitalización del propio organismo se produce a través de la inserción de automatismos lógicos en la carne y la psique de la sociedad y el individuo. Creo que al hablar de automatismos se puede hablar claramente de una re-teologización de la sociedad. Una regulación puramente procesual de los flujos entrantes y salientes dada por los mismos formatos que regulan en acceso a Internet. Desprestigio por ejemplo de la política representativa pero su mantenimiento de manera puramente ritual. Se plantea así en cierta manera lo que Baudrillard llamaba en “el intercambio simbólico y la muerte” un regimen de indeterminación. Es decir, “un principio de simulación que ya nos gobierna en lugar del antiguo principio de realidad, Las finalidades han desaparecido: son los modelos los que engendran¨. Pero no solo eso, sino que este proceso de digitalización humana crea un gran desfase cognitivo entre las capacidades humanas y las dígitales. La red promete extasis, aceleración, información binario. El humano no puede desligarse de su cuerpo, necesita de reposo, de cuidados, de afectos. A nivel de tratamiento y recombinación de información sin duda la red promete ser mucho más eficiente que este, sumergiendolo en una espiral vertiginosa incapaz de procesar siquiera la información que recibe. Y de hecho pone hincapie en su necesidad de crecimiento exponencial y competitividad ligadas a las dinámicas de producción capitalistas. Ante esta panorámica al ser humano le queda muy poco de vida. Parece que será necesario llegado a algun punto emprender el exodo a una sociedad post-humana. En cierta manera los analisis de Bifo apuntan a esa mutación post-humana que ya está en marcha, fundamentalmente en el campo de los psicofarmacos. Los 90 fueron los años del boom de la new economy y sobre todo de las empresas puntocom. Está explosión requirió de una inyección de energía que vendría dada principalmente por el predominio de estimulantes. Quizá está frontera se desplace hoy hacía nuevos horizontes como el genético o el biomecánico. Los efectos y futuros devenires de está nueva generación post-humana estan aún por ver. Para Bifo la alternativa está clara o desaleración y por tanto cambio de la máquina social o mutación global.


Devenir Cyborg : Rupturas modernidad : Subjetividad Pokemon

Sin duda se puede ver también una cara más alegre de este devenir-posthumano. Un acercamiento otro a la problemática que plantea la colisión entre máquina y humano. Donna Haraway hablaba de la generación que nacía del comlejo “tecnomilitar y capitalista patriarcal” como una “irónica promesa”. Para ella el encuentro entre máquina y humano que suponen los implantes ciberneticos o las redes de comunciación digital operaba una serie de rupturas con la concepción moderna del mundo. Principalmente dos: a) Seres humanos/máquinas. b) Físico/no-físico. Para Haraway esto rompe con los presupuestos esencialistas de la ilustarción, es el fin del proyecto humanista también el fín del hombre como constructo de la modernidad. Haraway, reconocida activista feminista, ve la aplicación política en seguida. Estas rupturas suponen para ella la vía de desarrollo de una política desligada de dinámicas identitarias. Significa superar así la dicotomía de género a través de la emergencia de ese sujeto post-humano que permite reinventarnos constantemente ya liberados de las cadenas ilustradas.
Por otro lado ocurre que el el mundo de la fábrica era el mundo del hombre unidimensional. La vida seguía una linealidad bien definida. Solamente existía el mundo de la fábrica y de la cotiniedad diaria. Las posibilidades existenciales se veían así fuertemente límitadas. De hecho, uno de los principales enemigos que decidió derribar la juventud revoltosa del 68 Francés fué este hombre unidimensional. Hoy en parte debido a aquellas luchas, en parte gracias a los dispositivos de comunicación en red tenemos acceso a visiones del mundo radicalmente diferentes. Podemos saber como es la vida diaria de alguien que vive en algun poblado remoto gracias a su blog personal o, como ocurrió recentimiento, tenemos acceso a la evolución día a día del primer embarazo masculino contado por su propio protagonista. Nos encontramos ante la primera genración que recibe más información a través de mecanismos digitales que de su entorno familiar o scial cercano. Dispositivos como los videojuegos permiten además la participación activa en estos mundos a distancia. Un niño puede convertirse en entrenador pokemon un día, para despues pasar a ser un aventurero a lo indiana jones en mundos de fantasia mientras que ve un capítulo de la caida del imperio romano. El accceso a focos de subjetivización parcial ha crecido así exponencialmente con el desarrollo de la Internet. Sin duda esto puede desembocar en una desafección y pasotismo hacia el mundo real, el de la experiencia ordinaria, como comenta Bifo. la insercción del humano en al cadena de automatismos digital. Pero también puede ser capaz de desarrollar subjetividades no fascistas, en cuanto a estar abiertas a mayor tipo de modos de experiencia no reconoce ninguno como absoluto. De hecho favorece la experimentación con estos mundos…


Conclusión. Splatter Kapitalismus : regeneración de lo social y el cuerpo : eterno retorno.

Finalmente, para acabar con está exposición me gustaría situar la problemática que tratamos en el plano político global. El trabajo tecnocognitivo sufrió un desarrolló inmenso en la última decada del siglo XX debido a su alianza con la new-economy. Fueron años de bonanza económica también de una gran confianza en la capacidad creativas de la humanidad. De la época data el surgimniento masivo del movimiento por el software y la cultura libre pero también la captura de gran parte del poder creativo común a manos del capital. No solo eso, sino que la resaca psicológica de este exceso creativo pronto se haría de notar. Es la época como contaría Bifo de proliferación de la terapia con prozac. El capital y su lógica competitiva unido a cierto carácter extasico de las comunciaciones en red dejaba un panorama desolador trás de sí, un panorama que unicamente podía acabar en el enorme colapso que se vivió a finales de los noventa de la economía mundial. Los años de bonanza y de capitalismo rosa, como capitalismo de libre mercado que es capaz de autoregularse llegaron a su fín. En realidad el capital nunca se autoreguló, la fuerza siempre ha sido la mano reguladora. Con este colapso economico entró también en crisis la alianza que hasta entonces habían mantenido el trabajo tecnocognitivo y el capital (recombinante). La fuerza pasa a primer plano a través de una estrategía de control basado en la idea de una guerra global permanente. En este sentido podría tomar aún más importancia los mecanismos represivos como google pero también los mecanismos de acceso a información. Hoy el trabajo tecnocognitivo se ha quedado en gran parte huerfano dejando su lugar a otro tipo de trabajo creativo, puramente criminal: gestión y producción del terror. Es bajo esta visión que quizá el trabajo tecnocognitivo sea capaz de gestionar su necesidad y autoorganizarse de manera autonoma al capital que ya no amenaza tanto con su captura.
Esta reorganización se enfrente principalmente a tres problemas: las crisis abiertas en los campos psíquico, social y ecológico trás la catastrofe de los años anteriores. También a la superación del estado de shock que la guerra permanente produce. Se trata así de recomponer el propio cuerpo y ser capaz de generar una relación y una política erotica con el otro. Y hacerlo también a través de las nuevos disposiciones subjetivas que dispositivos de comunciación digital como la Internet ha producido. Enfrentar la fragmentación y construir tras ella. Enfrentar la sumersión en el devenir-cyborg y crear a partir de ella. Para McLuhan los medios de comunicación masivos eran como una especie de tabula rasa que volvía a situar a la humanidad en un estadio tribal. Las brechas que estos habrían abierto permitirían un dislocamiento del sujeto y una nueva forma de comunidad tal que ponían fín a la mente racional de la modernidad, a la misma idea de humanidad. Pero para McLuhan esto no era nada malo sino que permitía recrear el mundo con nuevas disposiciones y sustratos acumulados alejados ya de los fines absolutistas y auto-destructivos de la modernidad. La Internet no ha hecho sino reafirmar, con sus particulares devenries posteriores, estas proyecciones.
Ya para acabar, una cita de Deleuze, para él, después de todo “lo que importa es que estamos al principio de algo” que despues de todo es muy parecida a esa otra frase parecida de Marx, “Lo que tenemos hoy son nuevas posibilidades”…

Rosendo González Núñez. A Coruña. Abril. 2008.

Versión 1.1

Comunicación 18 Abril de 2008 con motivo del seminario “A globalización en crise. Control, gubernamentabilidade e movementos sociais”. Universidad de A Coruña.

Anuncios

§ 6 respuestas a Virtual WWWorlds. Servidumbres y liberaciones en la era digital.

  • liquorpuris dice:

    mmmm, tengo una pregunta para tí, quizás un tanto compleja:dentro todo el argumento que expones, como encuadrarías los fetiches de david lynch que aparecen en los créditos finales de inland empire? podrían asimilarse como los nodos maquínicos que devienen en la propia personalidad de ese gran terrorista de la realidad llamado d lynch?
    y si lo llevamos a un terreno más personal, quien saldría en los títulos de crédito de tu mejor película? la de tu vida me refiero.Por poner un ejemplo…foucault deviniendo en un deleuze maquínico que fagocita una subjetividad capitalista patriarcal para convertirse en un conejito rosa?

    jajaja, es broma, en serio me ha gustado, pena no haberlo visto en vivo en directo.
    Ya me vale para ser la primera vez que te dejo algo, podría haber puesto algo así (corto y pego de un flog cualquiera) que también encajaría a la perfección:

    “x fin puedo firmar, tienes esto avarrotadowapa.que ilu….Pues gracias a ti estoy conociendo a este pedazo de artista y es impresionante… vi ke habias kedado con Andalla. Espero que esté estupendamente. Como echo de menos vuestras conversaciones interculturales!!eres muy muy grande y te aprecio un monton cuidate mucho un besazo !!!espero algun dia conocerte en persona, cada vez ke paso x tu flog me gustas mas y me absorves mas, un besazo muy fuerte judit eres sin duda, la mejor uu que mirada más sexy! jajaja
    Un beso :)”

  • milenioesquizo dice:

    ¿Por donde empezar?

    Lo primero, todo un placer tenerla por aka ;)

    Una pena que no solo se perdiera esta comunicación, justamente en la de nuestro novio se habló de David Lynch y de Inland Empire con debate a la postre. Algunos argumentos expuestos:

    – Inland Empire rompe con la narrativa tradicional. Impulsada especialmente por el uso del video digital. Y esto tiene mucha relación con lo que hablo en mi comunicación. Fragmentación por digitalización.

    – Inland Empire es una sumersión en el mal posmoderno. “El mal no es un principio moral, sino de desequilibrio y vértigo, un principio de complejidad y extrañeza, de seducción, de irreductibilidad. No es un principio de muerte; al contrario, es un principio vital de desenlace”. Las tres horas de película son basicamente esto.

    – Según Mundo pertenece a la posmodernidad “no crítica”.

    – Los créditos para mi suponen una cierta salida de todo ese vertigo que puebla cierta obra de Lynch y culmina en Inland Empire. Aparece el enano de Twin Peaks, la morena de Mullholand, leñadores, etc. Todos bailando a ritmo de la música, divirtiendose. Lynch construye un cuerpo con el que se siente agusto a partir de los fragmentos de su obra. Esquizofrenia conteniendo la esquizofrenia. ¿Cuerpo sin organos?. Mucho mejor salida sin duda que “una historia verdadera” (creo).

    – Ando preparando un ensayo sobre Inland Empire, Derrida y Baudrillard. Luego se lo rulo.

    En cuanto a los titulos de crédito de mi película voy a hacer (más) el intelectual ;P. Quizá me quedaría con algo al estilo Truffaut en “Los 400 golpes”. Un niño huye de un correcional para menores Gaullista. Desea visitar el mar. Al llegar a él tras la dura escapada tuerce el rostro a la camara y la mira fijamente… FIN.

    Un besako :*

    Pd1: Por cierto, lo de “tengo una pregunta para tí” me recordó a esto: http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=47586 . “Tengo una carta para tí”. Hay que añadir a Isabel gemio a la lista de Ar, Maritere y Carmen Porter. “Esas grandes comunicadoras”.

    Pd2: a) Cortar verduras y hacer sopa. b) Golpear algo.

  • liquorpuris dice:

    Vamos por partes…
    Inland Empire…no opino, no sabe no contesta. No por falta de ganas, sino por temas ajenos y relacionados con la working class. Ahora es cuando meto una onomatopeya tipo “ejem ejem” (nada que ver con el jajaja de la gemio )emulando una tos irónica y lanzo una pregunta muy sesuda al ciberespacio: Aprovecharemos ahora que tenemos una buena pantalla?????

    Títulos de crédito de tu vida…tú mirando a cámara
    lo que yo te diga, si al final copiar-pegar de un flog cualquiera siempre es acertado, me refiero a eso de “uu que mirada más sexy!”
    por cierto, a qué viene esa manía de joder los finales de las pelis: inland empire, los 400 golpes…

    pd: c)levantar contenedores también relaja.;P
    muas

  • milenioesquizo dice:

    Que cabrona! :P Habrá que aprovechar esa pantalla.

    Que conste que el tema de los créditos lo sacaste tú. Bruce Willis está muerto al final.

  • Sr.Psicoplasma dice:

    Se supone que Al Gore tiene tajada grande en Google, y el Luis Carlos Campos dice que han puesto en youtube un filtro para ke sus vídeos sean censurados directamente.

    Luis Carlos Campos: http://blogs.putalocura.com/matrix/

    menudo elemento

    saludos

  • […] Para unha presentación véase a súa web, ou o artigo de Rosendo González, “Virtual WWWorlds”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Virtual WWWorlds. Servidumbres y liberaciones en la era digital. en La Ciudad TecniColor.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: